Saltear al contenido principal

Un libro y una presentación sin barreras

Uno de los mensajes principales de Doctor, no voy a rendirme es que no hay barreras para nuestras capacidades. El libro lo explica a través de la historia de Patricia y la presentación que tuvo lugar en Barcelona también pretendió transmitir ese mensaje, desarrollándose como un acto “sin barreras”. Hubo traducción de signos para sordos, se grabó completamente en vídeo y contó con la destacada participación del Centro de Arte y Escena Xamfrà, formado por jóvenes que tienen alguna discapacidad. El estreno de un libro sin barreras como éste, gozó también de una presentación sin barreras (para verla completa, haz clic aquí).

El público, que llenó a rebosar la sala de la Casa del Libro en el Paseo de Gràcia barcelonés, saludó la música de los chicos y chicas de Xamfrà con continuos aplausos. A continuación, comenzó una entrevista-diálogo en la que la periodista Gemma Bruna, especializada en salud, preguntó tanto a Patricia Pólvora como Ana Basanta sobre su experiencia vital y cómo la han plasmado en palabras en este libro.

Patricia Pólvora, la protagonista de este libro, recordó cómo “con 29 años era feliz y lo tenía todo, pero, de la noche a la mañana, me encontré en una situación que jamás habría imaginado: tumbada en una cama, literalmente sin poder mover ninguna parte del cuerpo, porque hacerlo me provocaba tanto dolor que me desmayaba”. Para ella “ese es mi antes y mi después. Pronto me di cuenta de que mi vida había cambiado, sin saber bien qué me pasaba y hacia dónde me llevaba este cambio”.

Cuando acudió al médico y acabaron por diagnosticarle artritis reumatoide, a Patricia le aconsejaron dejar su vida profesional y acogerse a medidas de protección social. “Yo podía haberme dicho: ‘Vale, esto es lo que hay, lo que me toca es prejubilarme’, pero tenía algo dentro de mí que decía: ‘No, no, lucha contra esto, porque esto no es lo que tú realmente quieres. Pero en mi casa, yo viví la voluntad de lucha, mis padres eran refugiados políticos, y recogí esa voluntad luchadora en ese momento dado y dije: ‘Aquí no me puedo quedar, no puedo seguir así, tengo que buscar la forma de seguir trabajando pero con la enfermedad que yo tengo'”. De esta forma, Patricia aprendió a convivir con su enfermedad crónica, a hacerse su amiga, como dice el subtítulo del libro.

Ana Basanta, periodista de profesión, había entrevistado por primera vez a Patricia durante la preparación del libro Decididos. Diez experiencias de vida fuera de un entorno competitivo, en el que le dedicó a ella uno de lso capítulos. Ante la propuesta de nuestra editorial de convertir ese capítulo en toda una biografía reconoció cuánto le había gustado la idea, porque “escribir libros se ha transformado en una necesidad, creo que es mi forma de comunicarme con el mundo”. Explicó como en el día a día periodístico, “muchas veces no cuentas con el tiempo que te gustaría para escribir las historias tan interesantes con las que te encuentras, te gustaría tener dos años para desarrollarlas, pero el periodismo no funciona así”. Por ello, “escribir libros me ayuda a, tratar los temas que me gustan, que son sobre todo los sociales, a los que no siempre les puedo dedicar el tiempo necesario en mi tarea diaria; así que escribir un libro como éste me ayuda a salvarme a mí misma”.

El interés por el libro fue máximo y, tras una larga sesión de firmas, la estantería donde se encontraban los ejemplares a la venta del libro quedó así:

Puedes ver toda la presentación de Doctor, no voy a rendirme en YouTube haciendo clic aquí.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close search
Carrito
Volver arriba