Saltear al contenido principal

Plàcid Garcia-Planas gana el premio Cirilo Rodríguez al mejor enviado especial

Plàcid Garcia-Planas, enviado especial y corresponsal de guerra de La Vanguardia, es el ganador de la XXXVII edición del Premio de Periodismo Cirilo Rodríguez, que otorga cada año la Asociación de Periodistas de Segovia y que es considerado uno de los galardones a la prensa más importantes de España. Plàcid fue uno de los primeros autores de Diëresis e inauguró con su obra La revancha del reportero, en la que seguía las huellas de siete grandes corresponsales de guerra, nuestra colección Primera Página, caracterizada por publicar el mejor periodismo internacional, bélico y de investigación.

El jurado, cuya presidenta de honor es la Reina Letizia y que está formado por prestigiosos informadores, ha valorado en Plàcid Garcia-Planas su “honestidad ante la lengua y su capacidad de tensión entre la lengua y la literatura”. El premio, patrocinado por el Ayuntamiento de Segovia y la Diputación Provincial, está dotado con 8.000 euros y una escultura de la Real Fábrica de Cristales de La Granja.

Plàcid ha sido enviado especial en las guerras del Golfo Pérsico, los Balcanes, Afganistán, Libia y, este mismo año, en Ucrania. Durante la cobertura de cada una de ellas ha hecho gala de una mirada alejada de la morbosidad y la épica del aventurerismo, inclinándose por una visión de la realidad más alejada de los focos, observándola siempre con el gusto por el detalle de todo un escritor y con el interés por los elementos históricos que la contextualizan, así como por las paradojas que relativizan el enconamiento entre bandos que caracteriza a los conflictos bélicos. Su mirada es la de un auténtico «corresponsal de guerra literario».

 

QUIÉN TIENE LA ÚLTIMA PALABRA EN UNA CRÓNICA DE GUERRA

Su preferencia por un periodismo que deje poso e ilumine las huellas de la historia quedó demostrada al escribir La revancha del reportero (2007). Este libro surgió de una serie de reportajes para La Vanguardia, en la que se propuso regresar a los campos de batalla narrados desde 1893 por siete corresponsales «de un viejo diario de Europa», el suyo. Ese recorrido le llevó a Vietnam, el Líbano, los Balcanes, Francia, Alemania, Polonia, Belchite y Melilla. Plàcid descubrió a niños macedonios que convertían un cementerio de soldados del káiser en campo de fútbol arrastrando las antiguas lápidas, a marineros de la Navy desmadrándose en una discoteca de Saigón llamada Apocalypse Now, o a jóvenes pescadores que se afanaban en pescar con cartuchos de dinamita en las playas de Beirut mientras la aviación israelí bombardeaba con potentes bombas la Suiza de Oriente Medio. Esas aparentes contradicciones o absurdos los resumía él mismo en una frase destacada del libro, que refleja las enseñanzas que le ha dejado el conocimiento de tantos conflictos: «La última palabra de toda crónica de guerra no la tiene el último disparo. La tiene el tiempo».

 

OBRAS DE PLÀCID GARCIA-PLANAS EN DIËRESIS

La revancha del reportero

Sarajevo 1914. La esquina donde Europa se cortó las venas (ebook).

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Carrito
Volver arriba