Saltear al contenido principal

Hijos del mismo sol se presentó en Madrid con lleno total en El Corte Inglés de Castellana

Fue una tarde para aprender historia, novela e incluso aprender las lecciones de la actualidad. Todo esto pudo aprenderse en la estimulante presentación en Madrid de Hijos del mismo sol, de Javier Maura. Se llenó la sala de la librería de El Corte Inglés de Castellana, con una cincuentena de personas dispuestas a escuchar a un autor que ha sabido “dibujar primero el marco para pintar luego el cuadro”, en gráfica autodefinición de su trabajo en esta novela histórica, que logró ser finalista del I Premio de Vallirana. Le acompañó el gran periodista Enric Juliana, que habló de “heridas que aún no se han cerrado” y sugirió ideas para suturarlas. Ambos fueron presentados por el editor de DIËRESIS, José Ángel Martos. Entre el público, la también responsable de la editorial Teresa Amiguet, así como escritores de la talla de José Ángel Mañas, periodistas de primer nivel, como Ignacio Cembrero, y destacadas profesionales del mundo editorial como Beatriz Celaya (Alt Editores), Maribel Riaza (Storytel), o Patricia Ibáñez (Trama Editorial).

Enric Juliana, Javier Maura y José Ángel Martos presentaron “Hijos del mismo sol” en Madrid

El autor, en su intervención, habló de la escasa producción de novelas sobre la Guerra Civil (“la mayoría se ambientan en la posguerra”) y expuso su tesis de que la ficción permite acercarse con mayor libertad a unos hechos muy estudiados y controvertidos. También apostó por equilibrar memoria y olvido, “porque tiene que haber un olvido de las rencillas y de los resentimientos, y no tiene que haber un deseo de revancha”.

Enric Juliana, por su parte, partió de una premisa: “La realidad nos demuestra que una guerra civil no se cierra al cabo de 50 o 60 años; los rescoldos siguen y hay que ser conscientes de ello”. En este contexto, defendió la solución adoptada durante la Transición para superar el dilema: “Lo que se acuerda en el 77 era necesario y no era fácil acordarlo”, pero también puso de manifiesto que “en España no se podía pasar por alto la existencia de miles de personas enterradas en las cunetas”. Propuso buscar formas de crear una memoria compartida y, entre ellas, sugirió la idea de que las ciudades españolas “levanten monumentos a todas las víctimas”. En definitiva, una tarde para recordar en un Madrid que respiró Navidad y Cultura.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito
Volver arriba